martes, 28 de noviembre de 2017

Velas Moradas y Púrpuras

Significado:


En los tiempos antiguos, la gama del púrpura y el morado resultaba un color extremadamente caro. Sólo la realeza, los magistrados y los jefes militares adinerados podían permitirse llevarlo. Por ello, el púrpura siempre ha representado el lujo y el poder adquisitivo. Por otra parte, el morado es el color de lo psíquico y lo espiritual, dotado de sabiduría, reverencia, idealismo y dignidad. En muchas culturas y mancias, el morado representa la energía universal, el chi o ki, el akash, etc... Por ello normalmente se achaca a la elevación del espíritu y a los estados de meditación. Además, el morado es uno de los colores con la vibración más alta a nivel de onda, por lo que se le considera capaz de ayudarnos a subir nuestro estado vibratorio.

Curación:

El morado y el púrpura son el resultado de la mezcla del azul y el rojo, por lo que se considera un color neutral: ni frío ni cálido. Su suave equilibrio logra que nos centremos en el deseo de nuestro corazón y en buscar nuestros verdaderos propósitos. También templa los estados de humor cambiantes y logran infundir sensación de paz interior.

Planeta asociado:

Ninguno especificado. Suele utilizarse para representar deidades relacionadas con la sabiduría, como Atenea, o con la alta magia.

Signo del Zodiaco:

Piscis.

Elemento:

Akash, Energía Universal.

Día:

Ninguno especificado.

Chakra:

Corona

Minerales resonantes:

Prácticamente todos los minerales púrpuras y morados, aunque también resuenan bien con los minerales rojo oscuro y/o granate, y los rosa pálidos. Hacen un buen combo con piedras negras y volcáncias.

Atributos Positivos:

Púrpura/Morado claro: Éxito, elevación, prestigio, prominencia social, sabiduría, reverencia, idealismo, dignidad, poder psíquico, iluminación.

Atributos Negativos:

Púrpura/Morado oscuros: Tiranía, abuso de poder, abuso de autoridad, búsqueda enfermiza de progreso, obsesión con el poder, obcecamiento, descenso.

Rituales y Hechizos:

Su elevada vibración nos sintoniza con los estados superiores del ser, por lo que son especialmente útiles en las meditaciones y viajes astrales en los que queramos conectar con nuestro yo superior. También se usan para abrir el canal hacia nuestros chakras y facilitar el flujo de energía a través de nuestro circuito interno. También se usan en invocaciones y hechizos que tengan que ver con los registros Akáshikos o que quieran atraer hacia nosotros poder y sabiduría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario